Gajo de mandarina

“No dudaba de lo que decía, porque al dudar de ello hubiese debido convenir que no era un héroe que terminaba gloriosamente su vida, sino un esbirro que había vendido su conciencia, que continuaba vendiéndola hasta en la vejez.”
Resurrección, L.Tolstoi
Before a Storm - Leonid Afrimov

Before a Storm - Leonid Afrimov


Actos y obras llevan también su sentencia de muerte, su calavera invisible: único precio de haber sido.                                  Prosa de la calavera, José Emilio Pacheco


Foto: Aizz, 2011

Actos y obras llevan también su sentencia de muerte, su calavera invisible: único precio de haber sido.
                                 Prosa de la calavera, José Emilio Pacheco


Foto: Aizz, 2011

Aldhils Arboretum
At the top of my wishlist

Aldhils Arboretum

At the top of my wishlist

El último párrafo de Las Venas Abiertas de América Latina

No asistimos en estas tierras a la infancia salvaje del capitalismo, sino a su cruenta decrepitud. El subdesarrollo no es una etapa del desarrollo. Es su consecuencia. El subdesarrollo de América Latina proviene del desarrollo ajeno y continúa alimentándolo. Impotente por su función de servidumbre internacional, moribundo desde que nació, el sistema tiene pies de barro. Se postula a sí mismo como destino y quisiera confundirse con la eternidad. Toda memoria es subversiva, porque es diferente, y también todo proyecto de futuro. Se obliga al zombi a comer sin sal: la sal, peligrosa, podría despertarlo. El sistema encuentra su paradigma en la inmutable sociedad de las hormigas. Por eso se lleva mal con la historia de los hombres, por lo mucho que cambia. Y porque en la historia de los hombres cada acto de destrucción encuentra su respuesta, tarde o temprano, en un acto de creación.

Eduardo Galeano

Calella, Barcelona, abril de 1978.

——————————————————————————————————————————————

Remarqué muchos párrafos y textos a lo largo del libro, pero elegí para compartir el último. En este párrafo se sintetizan las ideas expuestas en el libro y el estilo característico de Eduardo Galeano.


Cuando tú logras ver al tigre, él ya te ha visto cien veces.

                                               Proverbio oriental


Foto: © National Geographic Stock / Michael Nicols / WWF
Cuando tú logras ver al tigre, él ya te ha visto cien veces.
                                               Proverbio oriental


Foto: © National Geographic Stock / Michael Nicols / WWF

Simpatizar con un espíritu más próximo al mío que el de todos aquellos a quienes había conocido. Un hombre no puede pretender ser feliz mientras no goce de una bendición semejante.

(…)

La compañía de hombres cultos había enriquecido su espíritu y, ahora, estaba descubriendo en su interior una capacidad y unas posibilidades que jamás hubiera podido imaginar cuando frecuentaba a seres que eran intelectualmente inferiores a él.

— Frankenstein, Mary Shelley

Para aproximarse a la perfección, un hombre debería conservar siempre la calma y la tranquilidad del espíritu sin permitir jamás que ésta fuera turbada por una pasión o un deseo momentáneo.

(…)

La tristeza desmesurada anula la posibilidad del consuelo y la alegría, hasta puede impedir que quien sufre cumpla las tareas diarias sin las que nadie es digno de ocupar un lugar en la sociedad.

(…)

Nada es duradero sino la propia mutabilidad.

Frankenstein, Mary Shelley
“El trabajo de los hombres geniales, aún si se encamina en dirección equivocada, se revela siempre, a fin de cuentas, como benéfico al género humano.”
Frankenstein,Mary Shelley

Nada ayuda a apaciguar el espíritu como un objetivo claro, una meta sobre la que fijar los ojos del alma.

(…)

Si la fortuna me sonríe, pasarán muchos, muchos meses, incluso años tal vez, antes de que tú y yo podamos volver a vernos. Si fracaso, muy pronto estaremos juntos o jamás nos reuniremos.

Frankenstein, Mary Shelley